Firma Digital Ley 527 de 1999

 La ley 527 de 1999 en relación a la firma digital aclara muchos temas respecto al uso y al peso que tiene la misma ante la ley. En este artículo señalaremos los puntos más importantes de esta, y también te la dejaremos para que puedas leerla con calma y a profundidad en caso de ser necesario.

Firma digital ley 527 de 1999

¿Qué nos dice la ley 527 de 1999?

Esta es una ley donde podemos encontrar conceptos relacionados con la firma digital que nos ayudan a tener información completamente verídica a lo que es este implemento, y todo lo que se relaciona con ella bajo la justicia.

Por ejemplo, nos dice que se entenderá como firma digital a aquel valor numérico el cual se adhiere a un mensaje de datos y que, mediante un procedimiento matemático conocido, vinculado a la clave del iniciador y al texto del mensaje hace posible determinar que el valor se obtiene únicamente con la clave del iniciador y no ha sido modificado.

Aparte de ello, también nos habla acerca de las entidades de certificación, diciéndonos que es la persona que, conforme a la ley, está en facultad de emitir certificados relacionados con las firmas digitales de las personas, ofrecer o facilitar los servicios de registro y estampado cronológico de la transmisión y la recepción de mensajes de datos.

Dejando en claro entonces que las firmas digitales tienen un peso real ante la ley. Especificando también todo lo que se hace necesario para que la misma sea tomada como verídica, incluso en el caso de que se necesite como evidencia en una corte.

 >>  Requisitos jurídicos de los mensajes de datos

En esta sección de la ley se pueden observar aquellos requisitos jurídicos para el diferente tipo de información que se maneja de forma digital. Teniendo, por supuesto, una sección especial para el caso de las firmas.

Los requisitos jurídicos de las firmas digitales nos hablan sobre el momento en el cual se exige la presencia de la misma. Contándonos entonces que el requerimiento pasará a ser satisfecho en los siguientes casos:

  1. Cuando se ha utilizado un método que haga posible identificar el iniciador de un mensaje de datos, y que también permita que se pueda verificar que dicho contenido cuenta con su aprobación.
  2. Cuando el método que se ha empleado para el caso de la firma digital sea tanto confiable como apropiado bajo las necesidades del propósito por el cual el mensaje ha sido generado, o comunicado.

Este es un artículo que ayuda a las personas a entender el peso de cuando se firma de forma electrónica, siendo conscientes de todo lo que esto conlleva, o cuando no existe algún tipo de conciencia en relación de lo que se hace.

 

¿Qué opinas de todo esto?

La ley 527 de 1999 en relación a la firma digital tiene mucho que decirnos, por supuesto hemos intentado hacer un resumen de los puntos de mayor importancia. Sin embargo, siempre puedes leerla, descargarla, o imprimirla, siguiendo este enlace: http://www.oas.org/juridico/spanish/cyb_col_Ley_527_de_1999.pdf

Deja un comentario